domingo, 22 de enero de 2012

PROYECTOS PARA LA UNIFICACIÓN ITALIANA

Encontramos cuatro proyectos o estrategias para alcanzar la unificación:

1.- Estrategia Republicana: simbolizado y dirigido por G. Mazzini y la organización Joven Italia. A través de ella realiza un programa claro y simple, para ser difundido a todos los italianos.
Finalidades de su programa:
Unidad.- Italia está llamada a ser una nación. La unidad no es sólo la mejor solución, sino la única posible, porque el problema italiano es esencialmente un problema nacional, de carácter interno. Aquí recibe herencia del unitarismo de Buonarotti.
República.- Idea consecuencia de la afirmación igualitaria, ya que la república es la única forma de gobierno que puede garantizar la igualdad entre los hombres.
Junto a estos principios, establece dos métodos de lucha: educación e insurrección, ambos íntimamente interrelacionados.
 Educación: difusión de su ideario.
 Insurrección: popular, nacional, iniciada por los italianos y no por impulso extranjero, dirigida por una autoridad dictatorial provisional, que traspasará el poder a una asamblea constituyente tras la liberación. Dará principio a una guerra partisana. Ruptura con la idea buonarrotiana que subordinaba la acción italiana a una revolución democrática en Francia.
Estaba plenamente identificada con las corrientes liberales y deseaba convertir a Italia en una República laica y progresista con capital en Roma.

2.- Proyecto neogüelfista: Dirigido por el sacerdote sardo Gioberti, alejado progresivamente de las ideas mazzinianas. Presentaba la necesidad de conceder a la Iglesia un papel rector en el plano cultural y político, unificando Italia en una confederación bajo el poder del Papa. Despreciaba el principio de la acción popular, que se debía reducir a mero apoyo sin tener un papel rector en el movimiento reformador.

3.- La dirección Borbónica: Proyecto centralizado en la extensión y mayor población del reino de Nápoles-Dos Sicilias.

4.- El proyecto piamontés: Defendido por la casa Saboya, y dirigido por D'Azeglio y Cavour. Crecido en importancia por el fracaso mazziniano y el movimiento republicano, que hizo poner los ojos de los moderados y las lealtades mazzinianas en el constitucionalismo piamontés.
La modernización y desarrollo económico del Piamonte, su proceso de transformación política, y dado el carácter "italiano" de la dinastía, pensaron en convertir el reino de Piamonte-Cerdeña en el centro de una Italia unida.
Suponía un proyecto monárquico, de apego a la monarquía piamontesa, y de claros intereses económicos, ya que el aumento del estado piamontés, contribuiría a la mejora económica en el contexto de la II Revolución industrial.

Teodoro Fernández

No hay comentarios: