viernes, 22 de octubre de 2010

LA EVOLUCIÓN DE LA PINTURA (y 2): EL SIGLO XVIII EN DOS IMÁGENES

 
El siglo XVIII se mueve entre los excesos de la etapa final del barroco conocida como Rococó durante la primera mitad y el triunfo de la razón y del arte neoclásico en la segunda mitad. Paralelamente como consecuencia de la crítica ilustrada y el estallido de las revoluciones liberales-burguesas se desarrolla una tensión entre neoclasicismo y romanticismo. Pintores como Goya o Louis David fueron pruebas evidentes a lo largo de su vida. En este artículo repasaremos esa evolución. Al final del artículo proponemos un enlace muy interesante para estudiar el tema.


El cuadro muestra una escenario de paisaje bucólico, encantador y sobre todo amplio que sirve de fondo a varias figuras emparejadas en un juego amoroso entre personajes mitológicos a ambos lados. La pintura muestra un rico colorido, de tonos cálidos y de absoluta libertad. Las pinceladas son rápidas, sin lineas y con predominio del color. La luz homogénea, al igual que el espacio, creando una sensación de vaporosidad, como si se desdibujara, dando una imagen de ligereza y fragilidad.



Tomado de: http://4.bp.blogspot.com/__mjti8L9-jM/TAE5M62ZQnI/AAAAAAAACOo/ACyyMLRnHj4/s1600/El+embarque+para+Citerea_0341.jpg
EMBARQUE PARA CITERÉA, 1718

 La composición esta cuidada, a pesar del aparente desorden, en torno a una línea curva marcada por la colina que une a los personajes en el primer plano. A ambos lados dos lineas rectas con los personajes mitológicos enmarcan la escena y al fondo el paisaje  infinito brumoso.
El contexto social en el que Watteau realiza su obra es el mundo de la  monarquía y de la aristocracia de la corte de Francia a principios del siglo XVIII.  Es una obra maestra del galanteo y el refinamiento, de la ampulosidad de los trajes y la riqueza que los envuelve, de la exaltación del amor, del recargamiento decorativo y de la pasión. La obra se pinta en el marco del "engaño" barroco: bajo la apariencia mitológica se oculta una fiesta galante de incitación al amor. Estos elementos de erotismo, poesía, música, sensualidad... quedarán latentes hasta ser recuperados por los románticos, cuando destacaran la subjetividad y cuando los impresionistas descubrieran las posibilidades de la pincelada rápida y deshecha y el color brumoso.



En esta obra de Jacques Louis David obra predominan las líneas rectas y la limpieza compositiva, basada en la combinación de líneas rectas. Este tipo de composición acentúa el valor y significado del tema: la exaltación de los valores patrióticos y la virtud moral. Sin embargo encontramos una líneas curvas en la mujeres en un lado, acentuando el dolor y el patetismo, anunciando la tensión que surgirá en el futuro en el mundo del sentimiento (el Romanticismo)




Tomado de: http://lh6.ggpht.com/_MIcby7YZXjk/S9n4ZAyY2FI/AAAAAAAADqw/wQwqdj_oJeQ/David,%20el%20juramento%20de%20los%20Horacios%20perspectiva.jpg

EL JURAMENTO DE LOS HORACIOS, 1784

La misma sencillez del cuadro acompaña el evidente naturalismo que se muestra en la claridad de la composición, el predominio de la línea sobre el color, aunque éste es muy intenso, el carácter escultórico de la figuras y el equilibrio que emana a pesar de la intensidad del momento: los Horacios juran ante su padre la muerte de los Curiacios, a un lado una hermana de los primeros, prometida de un Curiacio,  llora la pérdida de su futuro esposo y la marcha violenta de sus hermanos.


Otra novedad importante es el fondo del cuadro, se ha eliminado la naturaleza para situar una arquitectura clásica, robusta y sin decoración que nos hace recordar los valores greco-latinos (nacimiento de la democracia, el poder de Roma, la robustez...)

El éxito del cuadro está en la representación del punto de vista burgués en vísperas de la revolución: la necesidad de actuar y cambiar el mundo ante la corrupción del gobierno. Este nuevo arte burgués se caracterizó por la concepción racional, el predomino de la lineal, la sobriedad, el detallismo, la exaltación de lo romano (lo clásico) como contrapunto al decadente Antiguo Régimen.


Tomado de: http://www.claseshistoria.com/guillermo/c-mpasarte/El%20juramento%20de%20los%20Horacios.jpg


Para profundizar en el tema, repasar viendo imágenes y leer artículos interesantes podéis pinchar en esta página de un blog que ya conocéis. Podéis ver diferentes enlaces del Rococó, el Neoclasicismo y Goya:

 http://sdelbiombo.blogia.com/2010/072801-siglo-xviii.-entre-el-rococo-el-neoclasicismo.-indice-general.php

Atreveos a escribir un pequeño comentario de una obra del siglo XVIII y la colgaremos en el blog... (Tema, composición, figuras, luz, color, perspectiva, comentario...).
Se recompensará.

Teodoro Fernández

No hay comentarios: